Los códigos en los plásticos y su factibilidad de reciclado

Los códigos en los plásticos y su factibilidad de reciclado

Siempre debemos verificar el número de clasificación de los plástico en cada producto que usamos, ya que no todos los plásticos están diseñados para reusarse o reciclarse.

Generalmente tendemos a usar un envase de plástico para guardar alimentos y puede que no sea lo más conveniente o que deseamos guardar alguna sustancia química y lo que conseguiremos es que se deshaga antes de lo previsto.

Es por eso que vale la pena conocer los diferentes tipos de plástico que vienen asociados a un número de código, lo que facilita su identificación.

Un plástico con código SPI #1 está hecho con polietileno tereftalato y en el mercado lo conocemos mejor como PETE o PET.

Este tipo de plástico se recicla comúnmente y es uno de los mas usados en el hogar.

El PET reciclado se utiliza para hacer bolsas de mano, alfombra, material de fiberfill en ropa de invierno y mucho más.

Un plástico con código SPI #2 está hecho con con polietileno de alta densidad o HDPE.

Este tipo de plástico no es seguro para ser reutilizado como recipiente de comida o bebida si no contiene alimentos o bebidas desde su origen.

Es un plástico que se recicla comúnmente y muchos juguetes personalizados se hacen de este plástico. El HDPE reciclado se utiliza para fabricar cajas de plástico, madera plástica, esgrima y más.

Un plástico con código SPI #3 está hecho con cloruro de polivinilo o PVC.

Este es un plástico que no se recicla a menudo y puede ser dañino si se ingiere por lo que es un plástico que no debe entrar en contacto con los alimentos.

Es ideal para la construcción principalmente por lo que hay que dejarlo en ese sector del hogar.

Un plástico con código SPI #4 está hecho con polietileno de baja densidad y no es comúnmente reciclado, aunque tiene sus excepciones.

Es un plástico que al no liberar sustancias químicas nocivas en los objetos que entran en contacto con él, resulta ser una opción segura para el almacenamiento de alimentos.

Podemos ver sus usos en las envoltura de plástico que se adhieren, en las bolsas de sándwich, botellas exprimibles y bolsas de plástico de comestibles.

Cuando se recicla se utiliza para hacer latas de basura, madera, muebles y muchos otros productos que se llegan a usar en casa.

Un plástico con código SPI #5 está hecho con con polipropileno, o PP. El PP puede ser reciclado, pero no se acepta para el reciclaje como comúnmente se hace con el PET o HDPE.

Este tipo de plástico es el que se usa para hacer pañales de plástico, Tupperware, recipientes de margarina, cajas de yogur, botellas de jarabe, botellas de prescripción, etc.

Un plástico con código SPI #6 está hecho con poliestireno conocido como espuma de poliestireno.

Si bien este plástico se puede reciclar, resulta no ser muy eficiente ya que se requiere de mucha energía.

En este caso estamos hablando de que se usa en las tazas desechables del café, las cajas plásticas de alimentos, los cubiertos plásticos, la espuma del embalaje y los cacahuetes del embalaje.

Y por último, cuando vemos un plástico con código SPI #7 resulta ser un plástico que no entra en ninguna de las categorías anteriores.

Ejemplos de este tipo de plásticos lo vemos en los biberones, grandes botellas de agua (con capacidad de varios litros), discos compactos y contenedores de almacenamiento médico.

Los plásticos reciclados de esta categoría se utilizan para fabricar madera plástica, entre otros productos.

Con esta breve descripción podrás verificar el tipo de plástico que tienes en las manos y así lograrás darle un mejor uso, especialmente cuidando la salud de tu familia y del medio ambiente.