Month: November 2017

Alopecia, un problema que ataca de distintas formas

Alopecia, un problema que ataca de distintas formas

En la actualidad existe una gran cantidad de personas que buscan un tratamiento para la caída del cabello, debido a que este padecimiento les ha traído problemas de autoestima y en sus relaciones personales; sin embargo, la mayoría desconoce que la alopecia es una enfermedad que se presenta en distintos tipos, los cuales te presentaremos con la intención de que sirva como guía para cuando decidas acudir al médico.

La alopecia androgénica o androgenética es la responsable del 95 por ciento de los casos y se trata de la pérdida del cabello a causa de factores genéticos, como su nombre lo dice. Es el tipo más común en nuestra sociedad y algunos expertos coinciden en que se hereda por vía materna, pero este gen puede saltarse algunas generaciones o suceder ininterrumpidamente. Este tipo de enfermedad la sufre el 90 por ciento de los hombres que han pasado la barrera de los 21 años y la cual es detectable mediante las conocidas entradas de la frente.

Si te preocupa ser parte de este grupo, existe una prueba que indica el grado de predisposición para padecer de alopecia, lo cual también indicará cual es el mejor tratamiento a seguir. El test se hace mediante un análisis del gen receptor androgenético.

El siguiente tipo de alopecia es la difusa, la cual se trata de la pérdida del cabello de manera progresiva y generalizada pero que no llega a una calvicie total, y que se desarrolla debido a causas endócrinas, por la alimentación o algunos medicamentos que consume la población.

Las causas endócrinas se refieren a problemas con estas glándulas, como podría ser el hipertiroidismo o el hipotiroidismo. Por su parte, las que son a causa de los medicamentos se refiere a las reacciones secundarias de tratamientos como la quimioterapia o los fármacos psiquiátricos, los anticoagulantes, anticonceptivos orales, excesos de vitamina A o carbonato de litio, sólo por mencionar algunos. Algunas enfermedades que están catalogadas como trastornos alimenticios también son un factor para desarrollar este tipo de alopecia, como la anorexia nerviosa, la cual debilita el cuero cabelludo y provoca su caída.

Por eso, para tratar de prevenir este problema, uno de los factores primordiales es una sana alimentación, para que tu cabello obtenga los nutrientes esenciales y pueda mantenerse fuerte. En cuanto presentes algún síntoma, debes acudir de inmediato a tu médico para que te examine y pueda dictaminar el tratamiento para la caída del cabello que sea perfecto para tu padecimiento.

La alopecia areata es otro de los tipos de esta enfermedad que ataca a las personas y que se caracteriza por la pérdida de cabello en forma de parches redondos en una o varias zonas de la cabella, y aunque puede volver a crecer después de algunas semanas, existen casos en que se llega a la pérdida total del cabello.

Las causas de este tipo de alopecia no se conocen con exactitud, pero se sabe que puede afectar tanto a hombres y mujeres como a niños. Se ha detectado que una enfermedad, el embarazo o un traumatismo pueden ser detonantes de esta enfermedad. Pero no te asustes, ya que con un buen tratamiento para la caída del cabello, en un lapso de un año puedes recuperar el 80 por ciento del cabello.

Por último vamos a hablar de la alopecia cicatricial, la cual se produce como resultado de una malformación, daño o destrucción de los folículos pilosos, los cuales son sustituidos por un tejido cicatricial permanente en el cual ya no puede desarrollarse nuevo cabello. Aunque no es muy común dentro de nuestra sociedad, es sabido que afecta por igual a hombres y mujeres adultos.

En la alopecia cicatricial existe la primaria, que se produce por alteraciones en el desarrollo del folículo piloso y de las cuales algunas son hereditarias, la primaria adquirida se trata de la existencia de dermatosis de origen autoinmune, y la secundaria aparece cuando el folículo se destruye en el transcurso de una infección, proceso tumoral o como efecto de la radioterapia o quemaduras.

Después de conocer los distintos tipos de alopecia que existen, puedes indicarle a tu médico que te explique si tienes alguna de ellas y así puedas tener un mayor conocimiento del tratamiento para la caída del cabello que esté a punto de recetarte. Recuerda que saber es poder.